La seguridad de trabajadores frente a desalojos de oficinas públicas fue analizado en reunión de ANFUCO

Una importante reunión para establecer un plan de acción mediante un protocolo de seguridad para la protección de los funcionarios y funcionarias de CONADI, se realizó en la Dirección Nacional en la ciudad de Temuco.

Lo anterior, ya que en el contexto de las últimas ocupaciones de las Oficinas Regionales de Santiago, Cañete y Valdivia, las personas que se allí se desempeñan, han visto afectadas su integridad, motivo por el cual, la Asociación Nacional de Funcionarios ANFUCO, a través de su directorio nacional ha convocado a las directivas regionales correspondientes y en coordinación con los directivos de CONADI Nacional y a las autoridades pertinentes a una Mesa de Trabajo para proponer lineamientos en la construcción de un protocolo de seguridad que permita estandarizar ciertos procesos y responder efectivamente para el resguardo de la seguridad de quienes se desempeñan al interior de las Oficinas de la CONADI.

La preocupación surge a raíz de los hechos violentos que se han registrados mediante los desalojos policiales de dichas oficinas, en el contexto de las reclamaciones y reivindicaciones que mantiene el pueblo mapuche frente al Estado.

Esta situación, muchas veces ha terminado en escaramuzas entre manifestantes y efectivos de carabineros, producto del actuar violento por parte de la fuerza policial, redundando en daños sobre las instalaciones, afectando procesos claves de muchas comunidades y la situación social y material de una gran cantidad de familias mapuches que dependen de estos procesos y proyectos.

Lo anterior deja a los funcionarios, en situación compleja de desprotección y vulnerabilidad frente al accionar policial, la exigencia de las jefaturas y la atención de público por llevar a cabo tareas y procesos bajo las circunstancias arriba descritas.

De hecho, en el marco de la última toma en la Oficina de Asuntos Indígenas de Santiago, se trató de establecer comunicación con el director (S) en ejercicio, sin embargo, este no respondió, a expensas de que había amenazas de desalojo por parte de fuerzas policiales, dejando a los funcionarios en una verdadera desprotección que no es digna para ningún trabajador.

Por lo mismo, en la jornada se trabajó en la estructuración de un protocolo de seguridad que entregue instrucciones y lineamientos precisos sobre estos temas, a modo de asegurar la integridad de los trabajadores/as y el resguardo del material, archivos y equipos con los que se trabaja a diario en CONADI.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.