Carta al diario Austral en relación a «intensión infructuosa» del pago de sobreprecios en la compra de tierras

Señor Director:

En relación a la publicación sobre “la intensión infructuosa” del pago de sobreprecios en la compra de tierras de la Conadi, durante la administración del Ex Director de la Conadi Jorge Retamal, quisiéramos manifestarle que el tema va mas allá de los hechos descritos.

Creemos importante que se analice aspectos como  los mecanismos de compra de tierras, en el caso particular de los Subsidios de Tierras  por la Aplicación del Articulo 20 letras a) y b).

En el caso particular, del Subsidio de Adquisición de Tierras para Indígenas, mediante la Aplicación del Artículo 20 letra a) de la Ley 19.253 la administración anterior de la CONADI modificó la forma de ejecución de este mecanismo, eliminando los controles que permitían velar por el resguardo de los recursos públicos, excluyendo del proceso la negociación, como un acto formal debidamente constituidos por en el cual se reunían la Corporación como Administradora de los Fondos Públicos, quien actuaba como Ministro de fe, el beneficiario/a como comprador/a y la parte vendedora. Hecho que da garantía y transparencia al acto administrativo.

Otro aspecto que permite explicar esta serie situaciones se debe a que la administración anterior interpretó que “el beneficiario es el dueño del subsidio”, y por tanto la decisión última de compra pasa por él,  indistintamente de la condición técnica y económica  de la propiedad. Relegando a CONADI sólo a la elaboración de los estudios técnicos y jurídicos que  aportaron antecedentes a los beneficiarios para tomar la mejor decisión de compra, pero sin interferir en la misma.  Situación que fue observada en el informe Nº42-2013 de la Contraloría en el que  señala improcedente que el Servicio estableciera en las Bases Reglamentarias una cláusula radicando la decisión de compra exclusivamente en los beneficiarios.

Para la ANFUCO, es necesario la revisión exhaustiva con un debido control jurídico de las Bases Reglamentarias, que rigen este Concurso,  que precise claramente cuáles son los objetivos del subsidio, defina mecanismos de controles que permitan resguardar cabalmente los recursos públicos entregados con carácter de subsidio, que  formalice y estandarice los procesos de compra, y la instalación de equipos de trabajo  con definiciones  de competencias, que permitan el perfeccionamiento continuo de las Unidades de Tierras donde se desarrolla este Concurso.

Respecto del Subsidio de Adquisición de Tierras en Conflicto jurídico, mediante la Aplicación del  Artículo 20 letra b), se vuelve necesario que se realice un procedimiento que sistematice lo indicado en el Decreto Supremo 395 del año 1994; asumiendo las negociaciones de este programa sean de responsabilidad administrativa de esta Corporación y que no dependa de un funcionario externo (Segpres).

Manifestarle, que la CONADI cuenta con la obligación de mantener activa la transparencia de nuestro trabajo  por medio de la información pública hacia la ciudadanía con informes sobre las auditorías internas, en este tipo de causas, lo que nos tiene bastante tranquilos ya que es necesario mencionar que las decisiones en las políticas de funcionamiento de nuestra institución no dependen de los funcionarios de la CONADI, sino de las administraciones de los Gobierno de turno.

Finalmente hacemos un llamado a analizar profundamente estos aspectos, ya que creemos que el Estado tiene una responsabilidad social para los pueblos indígenas de nuestro país y que este tipo de coyunturas deben entenderse bajo la problemática real que envuelve este tipo de hechos o noticias.

Agradeciendo recepción y acogida.,
Funcionarios Anfuco – Conadi

Ver documento

Entradas relacionadas